Trabajando en el plan dirigido

Trabajando en el plan dirigido

Me gustaría comenzar este artículo con una reflexión que va ligada a profundizar en las decisiones que tomamos, los diferentes caminos y vueltas que da la vida, para conducirnos a hacer lo que realmente nos gusta. La reflexión que me gustaría lanzar es:

¿Hacemos realmente lo que queremos?

La verdad, es una pregunta que me hice muchas veces a lo largo de mi vida, y que a día de hoy me gusta recordar. Siempre me acuerdo del consejo que me dio mi padre cuando estaba empezando a trabajar y fue el siguiente: “Recuerda que tienes que trabajar en algo que te guste, porque vas a estar muchos años ahí“.

No se equivocaba para nada. A veces nos olvidamos, o simplemente no indagamos en profundidad, en lo que realmente nos gusta. En lo que nos apasiona, en aquello que nos hace felices. Hay tanta gente que se pasa la vida trabajando en lo que quieren sus padres o círculo más directo, replicando la misma carrera que ellos, aunque no les guste o desconozcan de qué va.

Reconozco que, en mi caso particular, pasé por esa fase de incertidumbre al plantearme mi futuro. Al ser bueno en los deportes y un gran aficionado a ellos, mis padres me aconsejaron hacer CAFYD (antiguamente, INEF) y es lo que hice. A los dos años de estar en la carrera, me di cuenta que no era lo que yo había pensado. Así y todo, decidí terminarla, aunque tuve claro que no quería dedicarme a ello.

¿Qué lección pude extraer de las adversidades vividas?

A pesar de vivir momentos algo complicados de incertidumbre, dudas, sensación de estar perdido en el terreno profesional… me topé con una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Realizar un Máster de Coaching e Inteligencia emocional, que me cambió completamente. Primero, en el plano personal, ayudándome muchísimo a conocerme y a desarrollarme personalmente (no solo superando miedos y creencias que me limitaban, sino también escuchando, empatizando y comprendiendo a otras personas que estaban en similares situaciones en su vida). Y segundo, en el plano profesional, gracias a trasladar ese aprendizaje comentado a conocer cuál era mi propósito de vida en este apartado, mi Kaizen, como dicen los japoneses.

Si algo saqué en claro durante esos años -y se ha convertido en uno de los pilares de mi vida- es que el tiempo es oro, y las horas que invertimos en el trabajo deben llenarnos, sacando lo mejor de nosotros, para crecer como personas y como profesionales.

Conclusión: el trabajar el plano personal para conocerme mejor y tener un plan dirigido a lo que realmente quiero, me llevaron también, en el plano profesional, donde estoy hoy en día, llegué a encontrar un trabajo que realmente me apasiona y me hace feliz, en el mundo digital.

¿Cómo conseguí mi objetivo?

Ya con el objetivo de especializarme en el mundo digital totalmente definido, comencé a trabajar en un plan diario que me permitiese especializarme en el plano digital de la mejor forma posible.

Para ello, comencé estudiando de nuevo, un máster digital, que me permitió adquirir la base del conocimiento que tengo hoy en día, y lo reforcé con el aprendizaje de código y programación, haciendo un bootcamp especializado en ello.

Mi exigencia en este doble aprendizaje fue muy alta y la experiencia fue bastante dura en muchos momentos, ya que no tenía ninguna base por ejemplo en el campo de la programación o matemáticas. Por lo que invertí jornadas de 13 horas para sacar adelante los proyectos que nos mandaban. Al final, después de muchos meses de trabajo y constancia, llegó la recompensa, sacando adelante ambos cursos, consiguiendo incluso adquirir conocimientos de un lenguaje de programación que entre otras cosas me ha permitido poder crear, a código, mi propia página web.

Estos dos éxitos hicieron posible entrar a trabajar en Mediacore, donde tengo muchas ganas de poder seguir creciendo, y aprendiendo cada día

El compañerismo y el buen ambiente que impregna esta empresa es difícil de encontrar y es algo que valoro mucho. Por ello, es importante tener este equipo tan bueno de profesionales y personas, trabajar juntos todos a una, para poder seguir comiéndonos el mundo.

En mi opinión, y como conclusión, si tuviese que seleccionar qué ingredientes me han permitido alcanzar el objetivo planteado de especializarme en el mundo digital y conseguir una oportunidad laboral en este campo, seleccionaría: la paciencia, constancia, el tener un plan de trabajo elaborado, proactividad; e invertir en adquirir más conocimientos.

Borja ValdésDigital Analyst

Leave a Reply