La publicidad se vuelve inteligente para ser más efectiva

La publicidad se vuelve inteligente para ser más efectiva

La publicidad no es algo novedoso. Está en continua evolución con el objetivo de conseguir que sus mensajes lleguen al mayor número de usuarios posible: desde carteles comerciales encontrados en las ruinas de Pompeya, pasando por la imprenta de Gutenberg, se lleva haciendo publicidad desde hace más de 20 siglos.

Cada vez son más los elementos y la innovación que se van aplicando a los mensajes publicitarios ante la negatividad de quiénes ponen en duda su eficacia. Es por ello que poco a poco, podemos observar cómo se van adaptando a las exigencias del mercado, presentándose así de diferentes formas.

Por esos motivos, desde hace un tiempo, no paramos escuchar hablar de la publicidad inteligente o los Smart Ads.

¿Qué es la publicidad inteligente? 

Como su nombre indica, este tipo de anuncios es un paso más en la evolución publicitaria.

Ahora los anuncios no buscan llegar al consumidor y convencerlos para que consuman o compren su producto: este tipo de publicidad va directamente a lo que los usuarios buscan y quieren.

The Drum publicó hace unos días un análisis sobre la situación del mercado donde se ofrece una completa visión de los cambios que a día de hoy se están sucediendo en la industria del marketing. Los avances tecnológicos nos pueden aportar una ayuda extra para conseguir hacer unos anuncios más eficaces.

Utilizando herramientas como la inteligencia artificial y la automatización, en los últimos años la mayoría de los anunciantes están acercando la publicidad hacia esta corriente.

Para hacer Smart Ads, se necesitan cuatro elementos: datos, inteligencia artificial, automatización de los mensajes y creatividad.

  1. Los datos son la espina dorsal de cualquier campaña publicitaria. Por eso, es muy importante la calidad de los datos que posteriormente serán utilizados. Trabajar con datos defectuosos o incompletos, hará que durante todo el proceso se vayan cometiendo errores.
  2. Inteligencia artificial: es una de las herramientas que los expertos consideran claves en el futuro. Son los que crean anuncios. Estas máquinas determinarán cuál es el mejor mensaje que se debe enviar a la persona exacta en el momento adecuado.
  3. Automatización: actualmente, son múltiples los canales de comunicación existentes. Por eso resulta más que evidente, para una gestión adecuada de los mensajes que se quieren lanzar, la herramienta para su gestión y automatización.
  4. La importancia de lo creativo: desmárcate de tus rivales y pon tus cinco sentidos en hacer que tu anuncio sea único, original y diferente.

No podemos dejar de mencionar tampoco los sistemas de programación y los algoritmos que se aplican para hacer ofertas en tiempo real para mostrar así los anuncios en el momento adecuado.

La publicidad inteligente, en definitiva, representa un uso más inteligente y efectivo de los recursos que nos rodean. Es por ello por lo que ha llegado la hora de hacer crecer la industria hacia esta dirección y satisfacer las necesidades de marcas y personas a través de la tecnología que potencian la efectividad digital.

¿Quieres ver algunos ejemplos de Publicidad Inteligente? No te pierdas estas dos campañas:

  • Samsung presentó en Argentina los Safety Truck un proyecto que tiene como objetivo revolucionar la seguridad vial y salvar vidas.
  • Con el objetivo de que la publicidad no fuesen simples carteles, IBM presentó la campaña “Smarter Cities” donde los anuncios realizaban funciones secundarias, como por ejemplo, resguardar a la gente de la lluvia.

En definitiva, la Publicidad Inteligente, ha llegado con el objetivo de que la publicidad tenga “utilidad social”, gracias a propuestas que nos ayudarán a ver de una forma diferente la publicidad en una marca, siendo esta mucho más proactiva con los consumidores.

Leave a Reply