Black Hat SEO: ¿Merece la pena su uso?

Black Hat SEO: ¿Merece la pena su uso?

¿Qué es el Black Hat SEO?

El posicionamiento SEO es una de las principales oportunidades que ofrece el entorno online.
El Black Hat SEO consiste en la práctica de técnicas poco éticas o que directamente hacen trampas que ignoran las normas que dicta Google. Si el buscador detecta esta mala praxis, impondrá penalizaciones a los responsables.
La definición más exacta de lo que es el Black Hat SEO es la que proporciona Google, ya que es el gigante de internet el que se encarga de regular todo lo relacionado con el funcionamiento de sus buscadores. Lo describe como “acciones que manipulan los resultados de búsqueda” o “cualquier cosa que mejore los rankings sin que Google esté directamente de acuerdo”.

Al otro lado está el White Hat SEO, en el que se incluyen las técnicas que sí que cumplen las directrices de Google como, por ejemplo, la optimización ‘onpage’, la publicación de contenido de calidad, así como la difusión de temas y enlaces en redes sociales, Youtube y blogs. Es recomendable seguir estos métodos pese a tendrá que pasar más tiempo para ver los resultados, ya que si tu sitio es sancionado, tu web desaparecerá de los resultados de búsqueda y es muy probable que tu proyecto se vaya al traste. Google es muy astuto y, aunque la técnica de Black Hat Google sea nueva y pienses que no te van a pillar, lo harán.

Lo cierto es que probablemente muchas webs estén cometiendo acciones de Black Hat SEO sin ni siquiera saberlo y eso les esté penalizando en las páginas de resultados. Los algoritmos de Google cambian constantemente y es posible que lo que hace un tiempo era una práctica aceptada por el buscador, ahora no lo sea.

Prácticas de Black Hat SEO

A continuación explicamos algunas de las prácticas de Black Hat SEO más habituales. Si tienes una web, esta información te puede ser útil para comprobar si existe alguna razón por la que Google te pueda estar castigando:

Spinning

Consiste en utilizar contenido de otros sitios web, o dicho de otra manera, el clásico ‘corta-pega’. Existe un software que puede automatizar la generación de contenido a partir de textos originales pero también se puede hacer de forma manual. Google lo detectará de una forma u otra. Desde que el buscador lanzó su actualización Penguin se identifica con mucha más facilidad este tipo de prácticas.

Cloaking

Es una de las prácticas que hace unos años era muy difícil que Google penalizara, algo que ha cambiado por completo desde que se modificó el algoritmo. Esta estrategia busca confundir a los usuarios y a los buscadores como Google. Se trata de emplear una serie de técnicas para mostrar una información a los usuarios y otra distinta a los buscadores.

SPAM en foros y blogs

Es una estrategia de Black Hat SEO que funciona a través del envío masivo de enlaces en comentarios de foros y blogs. También se puede clasificar dentro de esta categoría a la creación de sitios web de baja calidad con objetivos de linkbuilding.

Keyword Stuffing

Se trata del uso premeditado y excesivo de palabras clave en el texto con la intención de mejorar el posicionamiento en buscadores a través de estos términos. Google castiga habitualmente esta práctica. La recomendación del buscador para hacer que tu web posicione lo mejor posible es generar contenido original que aporte valor al usuario y siempre redactado con naturalidad.
Hemos hablado del sombrero negro (Black Hat SEO) y del sombrero blanco (White Hat SEO) pero, ¿sabías que también existe el gris?

Grey Hat SEO

Dentro del Grey Hat SEO se encuadran técnicas que no están explícitamente prohibidas por Google pero que no están bien vistas. El Grey Hat SEO suele emplear las bases del White Hat SEO con la utilización puntual del Black Hat SEO para acelerar la aparición de resultados. Dicho de otra forma, el Grey Hat SEO disimula, algo que no hace el Black Hat SEO. Si alguien quiere optimizar el posicionamiento de su web a través del Grey Hat SEO debe ser consciente de que, al igual que con el uso del Black Hat SEO, está corriendo el riesgo de que Google lo identifique y sancione.

En definitiva, no merece la pena utilizar artimañas al borde de la irregularidad (ni directamente irregulares) con el objetivo de mejorar el posicionamiento en búsquedas orgánicas ya que nos estamos arriesgando a recibir una penalización. Además, aunque es cierto que las técnicas de White Hat SEO requieren de más tiempo para empezar a ver los resultados, conocemos en qué consisten y, si las aplicamos bien, obtendremos igualmente los resultados. Por eso, céntrate en generar contenido original de calidad, redactado con naturalidad sin hacer un uso excesivo de las palabras clave, usa etiquetas, asegúrate de que tu página carga de forma rápida y sigue todo el resto de directrices que recomienda Google para optimizar tu posicionamiento en el buscador. Ponte el sombrero blanco y no busques atajos.

 

Leave a Reply