Analítica web de un ecommerce: recopilar, medir y actuar

Analítica web de un ecommerce: recopilar, medir y actuar

Hay muchos elementos que un ecommerce de éxito debe tener en cuenta, como el posicionamiento SEO, campañas de redes sociales, anuncios de distintos tipos como los de SEM, Display, Shopping o vídeo… Pero si queremos que nuestro ecommerce sea verdaderamente eficaz, debemos conocer cómo se comportan los usuarios y desde dónde llegan a nuestra web. Ahí es donde entra en juego la analítica web de un ecommerce: recopilar, medir y actuar.

¿Qué es la analítica web?

La analítica web consiste en recopilar la información que generan los usuarios al visitar nuestro sitio web para, posteriormente, analizar todos estos datos y obtener insights que nos ayuden a mejorar nuestro marketing: optimizando el sitio web para incrementar las conversiones, mejorando nuestras campañas de marketing, identificando a nuestro público potencial…

¿Por qué los ecommerce deben utilizar la analítica web?

ecommerceAdemás, de poder tomar decisiones basadas en datos contrastados, la analítica web también permite a los ecommerce evaluar si las decisiones y estrategias seguidas están dando los resultados óptimos.

Si los datos se analizan correctamente y se extraen conclusiones consistentes, los resultados obtenidos mejorarán y se conseguirán las metas planificadas con un menor coste de recursos y tiempo.

 

Objetivos de la analítica web en un ecommerce

Como en cualquier proceso de marketing digital, a la hora de desarrollar la analítica web también es fundamental tener claros los objetivos de tu ecommerce. Estos son algunos de ellos:

  • Identificar a los usuarios por su comportamiento y, de esta forma, personalizar la web para ellos.
  • Analizar el contenido de nuestra web y saber si gusta, si está siendo rechazado o si persuade. Además, podremos conocer en qué punto del embudo de conversión nuestros usuarios deciden no seguir adelante con sus compras. Teniendo esto en cuenta se puede optimizar la web en las áreas que verdaderamente lo requieren. 
  • Mejorar el ROI de la página (retorno de la inversión, o cuántas de las visitas llegan a ser ventas). Sabiendo por dónde se va el dinero y por dónde entra, qué acciones de marketing estamos realizando y cómo están funcionando y si se transforma en objetivos.
  • Analizar el mercado. Necesitamos conocer cómo está funcionando nuestro mercado. De esta forma podremos poner en contexto las cifras que obtenemos de nuestra propia web.

ecommerce

Las 3 fases de la analítica web

Una vez has fijado tu objetivo de marketing, es momento de aplicar la analítica web. Como hemos dicho anteriormente, existen 3 fases fundamentales en la analítica web de un ecommerce: recopilar, medir y actuar. A continuación explicamos en qué consiste cada una.

Recopila

Es importante recopilar toda la información que necesitamos, pero sin perdernos en datos innecesarios. Para almacenar y visualizar toda esta información, usaremos herramientas de analítica digital.

Mide

Para asegurar que los datos son realmente útiles y accionables, es decir, que vamos a poder usarlos para nuestros objetivos, debemos usar funcionalidades como los embudos de conversión o segmentos.

Además, estos datos debemos ponerlos en contexto. Una cifra por sí sola no nos dice nada, por eso debemos idear herramientas de visualización de analítica web (como los dashboards o paneles de control) donde podamos ver las métricas en su contexto y vincularlas a los objetivos que hemos definido.

Actúa

Por último, tendremos que hacer el trabajo de análisis en sí, segmentando y comparando los datos para obtener información de negocio valiosa. Una vez que interpretemos los datos de forma precisa, podremos decidir la forma de mejorar.

Las métricas

analítica

De forma general, estas son las métricas de tu ecommerce que descubrirás si utilizas la analítica web:

Visitas/sesiones diarias o mensuales

Número de veces que los usuarios entran en nuestro ecommerce e interactúan con su contenido. Esta cifra la podemos analizar en los periodos de tiempo que nos interesen.

Porcentaje de rebote

Se produce cuando el usuario visita un sitio web y lo abandona sin interactuar, por tanto, se mide como el porcentaje de visitas en las que el usuario abandona la página de entrada al sitio web sin interactuar con ella. El porcentaje de rebote no siempre es una métrica negativa. Si nuestra web está formada por una sola página, tiene un blog u ofrece otros tipos de contenido en los que se espera que se produzcan sesiones de una sola página, es perfectamente normal que el porcentaje de rebote sea elevado.

Visitantes recurrentes

Es el número de usuarios que ya han visitado nuestra tienda online con anterioridad y que han regresado a nuestra web. Se puede comparar, por ejemplo, con el comportamiento de usuarios nuevos en nuestra web.

Tiempo en el sitio

Esta métrica mide los tiempos de permanencia de los usuarios en nuestra web.

Páginas vistas

Cuenta el promedio de páginas o subpáginas de nuestro sitio web que los usuarios ven en cada visita. Puede darnos una muestra de cuánto navegan los usuarios por nuestra web, de la facilidad con la que los usuarios encuentran lo que están buscando…

Tasa de conversión del ecommerce

Número de ventas totales que ha generado nuestra tienda online frente a las visitas totales en un periodo de tiempo determinado.

Valor medio del pedido

Indica la cantidad monetaria media que obtenemos por cada venta.

La analítica, un factor fundamental en la transformación de las empresas

La actual crisis del coronavirus ha provocado un crecimiento del ecommerce del 55 por ciento. El nuevo mundo que se abre ante nosotros hace pensar que esta tendencia de aumento del ecommerce se mantendrá en el futuro. Si tienes un ecommerce y quieres saber más sobre analítica, te recomendamos leer este artículo sobre la transformación empresarial.

Leave a Reply