El vídeo online y la televisión, una frontera cada vez más difusa

television video onlineEs difícil datar el origen del vídeo online, si bien se tiende a identificar el año 2005 como el nacimiento de este formato que acabaría revolucionando el formato de los contenidos en Internet. En febrero de ese año, sin ir más lejos, se fundó YouTube, el sitio web de este tipo más utilizado de la red, cuyo primer vídeo fue publicado dos meses más tarde. Desde entonces, aspectos como el perfil sociodemográfico del espectador o la temática de los contenidos ha experimentado grandes variaciones, como también lo ha hecho la pantalla donde consumir el vídeo.

A medida que avanzaron tecnológicamente, y especialmente desde finales de 2011, los dispositivos móviles se fueron convirtiendo en una herramienta fundamental. Hoy en día, los “smartphones” concentran casi la mitad de los vídeos vistos en YouTube, una cifra que aumenta enormemente entre llamada generación “millennial”, en la que el móvil supera ya el 48 % del consumo de vídeo, según un estudio de Ooyala.

Pero especialmente, si hay un fenómeno confirmado a lo largo de 2017 es la delgada línea que separa ya vídeo online y televisión. Si en un principio se pudieran considerar rivales, hoy son, cada vez más, dos caras de la misma moneda. El porcentaje de gente que ve la televisión en YouTube se ha duplicado, y al mismo tiempo, también se ha multiplicado por dos el tiempo que la gente pasa viendo YouTube en su televisión, según las propias estadísticas de Google. En concreto, dos de cada tres espectadores de YouTube ven vídeos de esta red en la pantalla de su televisión (YouTube Cross-Screen Survey).

Resulta evidente, pues, que el consumo de vídeo online en el televisor se ha convertido en una tendencia más que presente en nuestras vidas, pero ¿cambian los hábitos? Como se puede ver en los siguientes gráficos, el tiempo de visualización de vídeos en pantallas televisivas alcanza su punto álgido en el llamado “prime time” que caracteriza la televisión tradicional. Mientras, por días, el fin de semana se sitúa como el periodo de la semana con mayor consumo.

En cambio, sí es diferenciador del consumo de contenido audiovisual en la pantalla de televisión respecto a los dispositivos móviles y al ordenador, es la probabilidad de ver vídeos en compañía de otras personas.

Parece probado que YouTube y, en general, el vídeo online que ofrecen plataformas específicas, se ha convertido en un perfecto complemento para la televisión, entendida ésta como el dispositivo, si bien quizá no tanto para el contenido entendido de la manera tradicional. Se convierte en una oportunidad para los actores más asentados en el mercado, que deben entender que los usuarios no están cambiando el lugar donde ver material audiovisual, sino precisamente la temática de ese contenido.

¿Cómo puede el marketing aprovechar la nueva realidad del vídeo online?

En definitiva, las cifras que demuestran el auge del vídeo online son realmente devastadoras. Según Cisco, 2017 acabará con una cuota del 74 % de todo el tráfico web para el vídeo online, que aumentará más allá del 80 % en 2020, mientras que HubSpot estima que el consumo de vídeo supone un tercio de toda la actividad online y que el 55 % de las personas visualizan el vídeo en su totalidad.

Para el sector publicitario, este cambio de tendencia debe constituir un reto ante el que no conviene quedarse parado. Según un estudio de TNS Global, el 70 % de los profesionales de marketing afirman que el vídeo convierte mejor que cualquier otro medio, mientras que, de acuerdo a Investpro, los anuncios en formato vídeo tienen una media de CTR del 1,84 %, el más alto de todos los formatos de anuncio digital.

Las estadísticas refrendan la relevancia del vídeo online y demuestran que ha asaltado la televisión. La utilización que se haga desde el marketing se presenta como una oportunidad inmejorable para las marcas, que podrán aprovecharse de las ventajas que ofrecen ambos formatos y plataformas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *