Retargeting: reconquista a los visitantes de tu negocio web

retargeting¿Has visitado alguna vez una página web y has tenido la sensación de que los anuncios son personalizados y te están hablando de algún producto o servicio por el que estabas interesado? Piénsalo con detenimiento. Seguro que te ha pasado más de una vez y esto ha sido porque después de visitar, por ejemplo, un eCommerce e interesarte por un producto, no has completado la compra del mismo.Esta práctica es conocida como “retargeting” o “remarketing” y es una técnica muy empleada en la publicidad online por anunciantes y agencias para volver a conseguir conquistar a los consumidores potenciales que en su momento no se transformaron en registro o venta, persiguiendo así el objetivo de enfocarse a ellos para que así completen la acción que dejaron a medias.

¿Cómo puedes utilizarlo?

Como acabamos de explicar, una campaña de retargeting funciona para los visitantes que ya han navegado por un sitio web y han realizado una acción determinada o no han llegado a completarla. De esta forma, complementaremos una campaña o reimpactaremos a nuestros usuarios de tal forma que los dirigiremos de nuevo al website.

El ciclo típico del retargeting, aplicado por ejemplo como complemento a una campaña de AdWords, sería el siguiente:

– Un usuario realiza una búsqueda en Google y ve un anuncio sobre el producto o servicio buscado.

– Hace clic en el anuncio y llega al website.

– Abandona tu página web, visita otro portal y ve un anuncio en retargeting, con lo que se capta de nuevo su atención.

¿Cuáles son las principales diferencias entre remarketing y retargeting? 

Son el mismo concepto. El término “Remarketing” empezó a utilizarse para definir esta técnica en Google AdWords, mientras que “Retargeting” hacía referencia a cualquier otro tipo de plataforma online. Por eso, con el paso del tiempo los expertos empezaron a utilizar un término u otro.

¿Cuáles son las principales ventajas del retargeting?

– Se puede llegar mejor a tu público objetivo, al impactar únicamente a usuarios que han mostrado interés por un determinado producto o servicio..

– Fidelización al impactar a los antiguos clientes que, por ejemplo, llevan un tiempo determinado sin completar una compra.

– Reimpactar a los usuarios que dejaron de mostrarse interesados en un producto o servicio en un momento determinado del proceso de compra.

– Mayor visibilidad, recuerdo de marca y tráfico al sitio web.

– Mejor personalización de las campañas, al poder generar creatividades específicas para ofrecer a los visitantes la publicidad que más puede interesarle en función de su interés y comportamiento de compra.

En definitiva, esta técnica del marketing es esencial para recuperar clientes potenciales o fidelizar con quiénes lo fueron, siempre y cuándo realicemos una estrategia en base a unos determinados objetivos y a partir de un análisis exhaustivo de todos los datos que nos facilitarán las visitas.

¿A qué esperas para conocerla y atraer así más visitas para tu negocio? En Mediacore Solutions somos expertos en esta herramienta fundamental para los negocios online, como complemento a otras prácticas de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *